A vela por el Cabo de Hornos y la Cordillera Darwin

Parte del diario de viaje Patagonia 2012


A Ushuaia le dicen la ciudad del fin del mundo? en un planeta redondo, el fin de algo es también el comienzo de otra cosa. En este caso no podría ser más cierto. Ushuaia y Punta Arenas significan el fin de viaje de casi todos los viajeros que recorren la Patagonia por tierra. Pocos advierten que también es el comienzo de un mundo mítico, lleno de historias de sufrimiento, velas rasgadas, mástiles rotos y naufragios, también de perseverancia, valor y tenacidad. Es el comienzo del mundo de la navegación a vela en los mares del sur.

Seno Pía, sobre el Canal de Beagle, imposible describirlo con palabras..
Seno Pía, sobre el Canal de Beagle, imposible describirlo con palabras..

Ushuaia se encuentra sobre la parte sur de la Isla Grande de Tierra del Fuego y es la capital de esa provincia (que es la más joven de Argentina). Por su belleza y cercania a lugares increibles es tambien una de mis favoritas. Es una ciudad hecha y derecha con todas las letras, buena conexión (aérea y terrestre) y casi todos los servicios que se precise. A menos de 50 km y del lado opuesto del canal de Beagle se encuentra el pueblo de Puerto Williams, en la Isla Navarino otro de mis lugares favoritos, similar a Ushuaia en muchos aspectos pero diametralmente diferente en otros. Puerto Williams, perteneciente a Chile y capital de la comuna de Cabo de Hornos, es un pueblo de origen naval en pleno crecimiento, o por lo menos pleno cambio.

Ambas poblaciones se disputan el nombre de la “ciudad más austral del mundo”. Puerto Williams mete el pecho con esos escasos 10 km más al sur y Ushuaia apela a su mayor tamaño para decir que sus vecinos son un pueblo más que una ciudad y que en la misma Isla Navarino hay otro pueblo más al sur llamado Puerto Toro, al que también visitamos y que es efectivamente el poblado más austral del mundo sin contar las bases Antárticas.

Lo que ambas comparten sin embargo son decenas de embarcaciones deportivas que se aventuran desafiantes hacia estos exigentes mares. Muchos de estos veleros, sus capitanes y familias (en algunos casos) tienen ahí su hogar y base, viajando hacia aguas más cálidas en el norte sólo cuando es necesario, para hacer reparaciones en puertos más especializados, baratos y menos húmedos. Otros están de paso, haciendo una escala para descansar y/o reabastecer antes de seguir hacia nuevos horizontes.

Lo más interesante de la navegación a vela en estos lugares es que tan solo llegar a esta zona requiere de cierta experiencia y por lo tanto casi todos los marineros son bastante experimentados y quizá, muchos, un poco locos (tuve la suerte de conocer un par…). Recorriendo los barcos de los clubes náuticos de Ushuaia o tomando un pisco en la barra del club Micalvi en Puerto Williams, es moneda corriente encontrarse con marineros de todas las nacionalidades partiendo/llegando del Cabo de Hornos, circunnavegaciones mundiales o incluso la Antártida.

Yo me encontraba en Ushuaia como destino final de mi viaje Patagónico, cuando ya había viajado por más de un mes a través de lugares tan increíbles que nunca me hubiera imaginado existían. Venía de conocer personas amables dispuestas a abrir las puertas de su casa o dar un plato de comida de la forma más desinteresada. Me encontraba tan feliz y satisfecho con el viaje que sabía sería difícil mejorar. Vaya que estaba equivocado…

Este sub-relato pertenece a mi diario de viaje Patagonia 2012 y consta de 5 capítulos:

  1. Intro
  2. Liberando Cabos
  3. Hacia el Cabo de Hornos
  4. Tierra de Montañas y Glaciares: Los Canales Fueguinos
  5. Seno Pía, el lugar más impresionante que ví en mi vida
  6. La despedida

Te invito a seguir leyendo y acompañarme en uno de los viajes que quedara en mi recuerdo siempre. Espero poder transmitir la belleza y magia que tiene esa zona única en el mundo y porque no, empujarte a que algún día tal vez la visites también…

NP_Patagonia2012-226
Cabo de Hornos, el fin (o comienzo?) de un continente…

Parte 18 // Liberando cabos >>

<< Parte 16 // Ushuaia y el comienzo de la gran navegada

Hola!